• El acceso a fuentes de información a través de la web permite ampliar la base del conocimiento científico, pero siempre y cuando seleccionemos a aquellas reconocidas por su calidad de información. Una larga lista de sitios, catálogos y bases de datos de acceso gratuito o pago permiten al investigador ponerse en contacto con los documentos de su interés

Saltar Navegación